El Silencio de los NO Inocentes

El Silencio de los NO Inocentes

Por Daniel Godoy Gutiérrez

La incertidumbre se respira en el ambiente de las ciudades de Chile; algunos intentando mantener un movimiento político-social vigente y convocante, otros tratando de volver a la normalidad luego de los destrozos, cierre de locales y despidos masivos.

Las razones de Chile para estar enojado eran evidentes y absolutamente legítimas pues por más de 30 años la clase política otrora de hombres honestos y servidores públicos se fue transformando en una plaga de delincuentes que amparados por la impunidad que da el secuestro de la institucionalidad por los partidos políticos se sentía endiosada ante la comunidad.

Durante esas décadas participaban activamente en sus ámbitos los “hombres de Dios” : principalmente cristianos católicos y protestantes y los filosofales : la masonería. Aprendieron las artes de reptar en las instituciones del Estado aconsejando nombres para cargos de la administración pública e incluso proponiendo para aquellos de elección popular.

Antes del estallido social el “cristianismo” chileno vivió su propia bomba atómica destapándose un conglomerado de acciones dolosas que iban desde el abuso sexual de menores, apropiación indebida de dineros, etc

Por ello es que no es menester tenerlos hoy por hoy tan silenciosos cuidando sus apariciones públicas en los medios de comunicación y midiendo sus palabras cuidadosamente, expresión clara de un sigilo que tiene un evidente temor a también ser enjuiciados por la opinión pública a veces tan bien manipulada por organizaciones siniestras como lo son las de la política partidista que sólo sirven a su verdadero amo : EL PODER.

Ese silencio cómplice requiere sacarse del anonimato ignominioso para ser enjuiciado ante los demás en la misma plaza que los está siendo hoy TODA nuestra institucionalidad, pues sin duda feligreses y hermanos deben más que una simple explicación de cara al país y vaciando sus largos bolsillos.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *